jueves, 10 de abril de 2008

Andando preso, de aquí para allá, por Lidia Frank(*)

Ricardo Miguel Cavallo, escucho ese nombre y se me eriza la piel. Con estupor recibimos la noticia de que la Justicia Española en un acuerdo con nuestro país nos “enviaba en carácter de préstamo” a este represor argentino, que supo circular libremente y con total impunidad hasta que, no la justicia, sino un periodista allá por el año 2.000, José Vales, lo descubre con otra identidad en México. Ese fue el principio del “fin” de alias Sérpico. Estábamos en nuestra reunión semanal cuando Vales se hizo presente para corroborar los datos del personaje, y no hubo dudas, era él.

AÑOS DE TRABAJO

En la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos conjuntamente con compañeros que se encuentran en México y España hemos trabajado durante todos estos años, se han prestado testimonios en los diferentes juzgados en el exterior, para lo cual han tenido que viajar los que, una y otra vez, deben recordar su cautiverio, a sus compañeros, a los que están y a los que no están, a los que vieron sufrir y desaparecer.

Resolvimos no ir a esperarlo a Ezeiza, teníamos que trabajar para volver a presentarnos en la Justicia a pedirle al juez Sergio Torres que indague al fulano por todos los delitos cometidos durante su estancia en la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada).

Nuevamente Trenque Lauquen está presente con sus desaparecidos en nuestro pedido. Yoyi, Titín y Riki son algunas de sus víctimas directas. Como querellante de esta causa, nuevamente me presento ante Su Señoría. Es de esperar que no dilate las medidas a tomar, no sea cosa que pase como con Febrés que lo asesinaron, o “Jeringa” que murió (¿?), ambos sin sentencia, digamos… impunes.


DEMORA INJUSTIFICADA

Las organizaciones nucleadas en el espacio Justicia YA! Buenos Aires, entre las que se encuentra la Comisión por los Derechos Humanos de la ciudad de Trenque Lauquen, repudiaron enérgicamente la demora injustificada que significa la interrupción del proceso que se sigue en Madrid contra Ricardo Miguel Cavallo cuando solo falta el tramo final del procedimiento, para iniciar otro en Argentina desde foja cero. Trasladado de Ezeiza a Comodoro Py, “Sérpico”o “Marcelo” solo estuvo una hora en el despacho del juez, escuchando todas las imputaciones que se le hacen. Nuevamente por consejo de su defensor se negó a declarar. Justamente en esos momentos se encontraba en el mismo edificio Carlos Lordkipanidse (ex detenido desaparecido de la Escuela de Mecánica de la Armada). Y antes que el represor genocida partiera para su nuevo alojamiento, Marcos Paz, se cruzaron y en ese cruce se pudo escuchar el grito que nació de sus entrañas, contenido durante estos más de 30 años de Carlos hacia su represor: asesino.


CON TODAS LAS LETRAS

Sí, Cavallo es un ASESINO con mayúsculas, un represor que debe ser juzgado por genocidio, en Argentina o en España, y condenado a pasar el resto de su vida en prisión, por los sobrevivientes, por los familiares, por quienes seguimos luchando y tratando de creer en la Justicia. Por los 5.000 compañeros que pasaron por la ESMA, por vos Yoyi Martínez, por vos Titín Mirabelli, por vos, mi querido Ricardo y por los 30.000 compañeros que siguen acompañándonos en nuestro reclamo.

No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.

(*) Hermana de Ricardo Frank, detenido-desaparecido en la ESMA. Integrante de la Asociación de ex detenidos desaparecidos.